english

Actividad física después del parto

El volver a vestir las ropas “regulares” es emocionante pero al mismo tiempo desafiante para la mayoría de las madres. No debe esperar caber en su par de jeans predilectos por varias semanas, por lo menos. Tenga presente que le llevó 9 meses ganar el peso de su embarazo, así que también le llevará tiempo perderlo.

Empiece de a poco. Debe conservar sus energías para recuperarse del embarazo y del parto. Muchos médicos recomiendan esperar hasta el chequeo posparto (normalmente unas seis semanas después del parto) para reiniciar un programa de ejercicios.

Durante las primeras seis semanas puede empezar a caminar y a hacer ejercicios generales. Haga lo que pueda, aun si es apenas de 10 a 15 minutos y vaya aumentando el tiempo hasta que esté más fuerte. Camine a un ritmo normal dejando que sus brazos se balanceen normalmente a los costados del cuerpo. Haga calentamiento por 5 a 10 minutos con ejercicios rítmicos como marcha estacionaria, etc.

Después que el médico le permita empezar un programa de ejercicios, trate de llegar a 50 o 60 minutos de caminata continua, entre 4 y 5 días por semana. Claro que puede llevar con usted al bebé en un cochecito.

Con el bebé en casa es difícil encontrar el tiempo para hacer ejercicios diarios, pero no es imposible si lo toma como una prioridad. Trate de hacer tres sesiones de 10 minutos cada una por día si no puede hacer una sola de 30 minutos. Procure encontrar una actividad que disfrute para que el ejercicio no se transforea en algo pesado.

Los ejercicios que pueda hacer con el bebé son regularmente más fáciles de agregarlos a su rutina. Muchas madres ponen a su bebé en una mochila de pecho y hacen ejercicios con él. Tal vez quiera comprar equipo de ejercicio para usar mientras el bebé duerme o cuando no hace buen tiempo afuera. Los videos de ejercicios son una opción más barata, pero antes de empezar, asegúrese de que el bebé esté en un lugar seguro. Guarde el equipo potencialmente peligroso fuera del alcance del bebé.

Tenga paciencia. Vuelva a ponerse en forma y su silueta volverá.

Tenga estas pautas presentes al esforzarse para lograr sus metas:

  • Pésese una vez por semana para evitar al máximo el estrés de una pérdida de peso lenta. El perder más o menos una libra por semana está bien.
  • Una vez que el médico se lo permita, cualquier tipo de ejercicio aeróbico le ayudará a perder el peso extra. Los ejercicios más eficaces son aquellos que le hacen usar los grupos de músculos grandes (caminar, nadar, andar en bicicleta o trotar).
  • Si ésta va a ser la primera vez en un programa de ejercicios, empiece despacio e incremente la intensidad de a poco.
  • Si está amamantando, haga ejercicio cuando sus pechos no están demasiado cargados con leche y use un sostén deportivo sobre el regular.
  • Siéntase bien con usted misma por los pequeños logros, como hacer ejercicio 3 veces por semana.