english

La lactancia - cómo empezar

La lactancia es una manera natural de alimentar al bebé y es el mejor alimento que él pueda recibir. De la lactancia derivan muchos beneficios de salud para la madre y para el bebé y crea un vínculo especial entre ambos. Para muchas madres y pequeños la lactancia resulta muy fácil, mientras que para otros requiere tiempo, paciencia y práctica. A continuación se dan algunas sugerencias muy útiles.

En el hospital:

  1. Dé el pecho al bebé dentro de la primera hora de nacido.
  2. No le dé al bebé ningún alimento ni bebida que no sea leche de pecho. Hágale saber esto a las enfermeras del hospital.
  3. Pida que le dejen tener al bebé con usted en su habitación durante su estadía en el hospital.
  4. No le dé un chupete al bebé.
  5. Amamante al bebé cuando tenga hambre. No lo sujete a un horario ni limite el tiempo de lactancia.
  6. Si necesita ayuda, consulte a un especialista en lactancia.

Cómo empezar a alimentar

Relájese y póngase cómoda, sentada o recostada. Pida a una enfermera que le ayude a empezar a amamantar. Muchas madres necesitan un poco de asistencia al principio.

Ponga al bebé de cuerpo entero de frente a usted. Acerque la mejilla del bebé a su pecho. La boca del bebé debe estar a la altura de su pezón. Puede descansar el brazo con el que sostiene al bebé sobre una almohada o una manta doblada.

Sostenga su pecho con los dedos por debajo y el pulgar por encima. Mantenga la mano detrás de la parte oscura alrededor del pezón. Acaricie el labio inferior del bebé con la punta del pezón. Tras algunos intentos, el bebé abrirá la boca como para bostezar.

Coloque rápidamente el pezón en la boca del bebé y acerque su cuerpo a usted. Más o menos una pulgada de la parte obscura de la piel alrededor del pezón debe estar en la boca del bebé. Así él empezará a succionar con fuerza. La naríz y el mentón del bebé deben tocar el pecho y sus labios deben estar arrollados hacia afuera. Algunas veces lleva varios intentos para que el bebé se prenda bien. Si es necesario ponga los dedos entre las encías para ayudarle.

Cómo terminar de amamantar

Los bebés succionan activamente, descansan y vuelven a succionar y al estar satisfechos dejan el pecho. Hágale eructar y después ofrézcale el otro pecho. Deje que los pezones se le sequen al aire por varios minutos después de cada amamantada para evitar que le duelan. Empiece una lactancia de un pecho y la siguiente del otro.

¿Cuán a menudo y por cuánto tiempo alimento a mi bebé?

Los recién nacidos tienen hambre seguido. El estómago es pequeño, más o menos del tamaño de una pelota de golf. Ellos hacen saber que tienen hambre cuando:

  • Se succionan las manos
  • Abren la boca buscando leche o
  • Se ponen fastidiosos

La mayoría de los recién nacidos maman entre 10 y 20 minutos de cada pecho, de cada hora y media a tres horas, aunque cada bebé es diferente. Algunos bebés maman por poco tiempo y necesitan ser persuadidos para seguir, mientras que otros maman por 20 minutos o más. Algunos se alimentan por períodos entre determinadas horas y después decansan por un buen rato. Su bebé necesita alimentarse entre 10 y 12 veces cada 24 horas.

A quién llamar por ayuda

Estos primeros días están llenos de nuevas experiencias para usted y el bebé. Durante las primeras semanas en su casa, llame a alguien que ayude a las madres que amamantan. Haga muchas preguntas para asegurarse de estar bien informada.

Puede llamar a una especialista en lactancia, a un médico, a un hospital, a La Leche League o a una especialista del WIC. También puede llamar a Baby Your Baby al 1-800-826-9662 y pedir para hablar con una especialista en lactancia.