english

Violencia doméstica durante el embarazo

El embarazo puede causar estrés en cualquier relación, y es una causa común de violencia en el hogar. Cada año aproximadamente 3500 mujeres embarazadas en Utah sufren abuso emocional, físico o sexual por su esposo o pareja actual o anterior. El embarazo es un periodo de tiempo muy vulnerable para mujeres en relaciones abusivas.

Los estudios muestran que el abuso emocional y la violencia pueden empezar o empeorarse durante el embarazo. De acuerdo con una encuesta de mujeres embarazadas en Utah, una en catorce mujeres reportaron que habían sido víctimas de abuso durante el embarazo.

Los estudios muestran que la violencia por una pareja íntima durante el embarazo está asociada con el aumento en el riesgo de aborto espontáneo, bebés con bajo peso al nacer, y daño al feto o hasta la muerte.

¿Está su relación basada en la igualdad?

Una mujer embarazada en una relación insegura o peligrosa puede hablar de recursos con su médico o proveedor del cuidado de la salud. El cuidado prenatal ofrece una gran oportunidad para recibir ayuda porque las visitas al médico durante el embarazo son frecuentes.

Las mujeres que viven en una relación abusiva se pueden sentir avergonzadas y apenadas, y a menudo piensan que ellas tienen la culpa. Nadie merece ser abusado y es muy raro que el abusador pare esa conducta.

El abuso, el cual no es evaluado, es más común para las mujeres embarazadas que la diabetes en el embarazo o la preeclampsia---condiciones que se evalúan en las mujeres embarazadas rutinariamente.

¡El abuso se puede prevenir! Si te encuentras en una relación en la cual tienes miedo o estás en peligro de que te dañen, busca ayuda. Llama al 1-800-897-LINK (5465) o contacta a alguien para ayuda e información en esta página de Internet: http://www.udvc.org/contact.htm . No tienes que dar tu nombre ni alguna identificación. Las mujeres imigrantes en relaciones abusivas a menudo se encuentran en circunstancias de miedo porque el abusador puede usar su libertad como una herramienta de negociación.

También puedes preguntarle a tu médico o enfermera o cualquier otra persona en la que confíes que te ayuden a hacer un plan de seguridad. A la mejor te sientes muy asustada con el solo hecho de pensar en irte, pero lo tienes que hacer por ti y tu bebé.

Es muy probable que la violencia o el abuso emocional no paren después de que tu bebé nazca. De hecho, es muy probable que tu hijo se convierta en la próxima víctima. Las investigaciones demuestran que el abuso infantil ocurre desde un tercio a más de tres cuartos en las familias donde uno de los padres también es abusado. Mantenga estos artículos y documentos juntos y disponibles. Manténgalos en al casa de un vecino o familiar.

Si no estás segura si tu pareja te está abusando, o si tienes algunas preguntas, por favor lee “El Ciclo del Abuso”y/o llama al 1-800-897-5465 o 1-800-826-9662 para respuestas a tus preguntas. También puedes contactar a alguien para ayuda e información en esta página de Internet: http://www.udvc.org/contact.htm

Para más información relacionada con la violencia doméstica en Utah, visita:

http://health.utah.gov/vipp/domesticViolence/overview.html

http://www.udvc.org/linkline.htm